Asador Maribel y nuestra visita a Segovia

Hola a tod@s! En el post de hoy os vamos a hablar sobre el Asador Maribel y nuestra visita a la preciosa Segovia. Para la gente que vive en Madrid (y para la que no), durante la Primavera, un planazo, sin duda, es ir a pasar el día a Segovia y, una vez allí, comerse un buen cochinillo!!!

Nosotros aprovechamos, junto con Carlos y su novia Jessica, para ir un sábado a pasar el día y la verdad es que nos encantó. Ver el famoso acueducto segoviano es una auténtica pasada, fruto de su magnífico estado de conservación, pero es que, en general, toda Segovia es preciosa, así que os animamos a que la visitéis.

No obstante, para nosotros la principal razón para visitar Segovia era sólo una: Comernos un buen cochinillo asado! Ése era nuestro principal propósito del viaje a Segovia y, hasta que no nos vimos sentados en nuestra mesa reservada en el Asador Maribel, no vimos nuestro objetivo cerca de cumplirse.

El Asador Maribel es uno de esos restaurantes de toda la vida de Segovia. Disponen de un horno de leña fabuloso donde realizan los estupendos asados. Su carta es muy amplia y contiene en la misma las indicaciones sobre alérgenos, lo cual nos parece un detalle top!

Antes del cochinillo asado, que ya os avisamos que debéis encargar junto con vuestra reserva de mesa, pedimos un par de entrantes. En primer lugar, pedimos estos Huevos rotos con patatas y picadillo de Matanza que, como podéis ver, presentaban un aspecto espectacular. Una vez en la boca, es sencillamente una combinación perfecta. Nos encantó. No olvidéis tener el pan cerca 😉

Nuestro siguiente plato es, por decirlo así, más contundente, ya que lo que pedimos fueron estos Morretes guisados con setas y cariño. Como suele ocurrir con estos tipos de platos, habrá gente a quien le gusten y gente a la que no. Nosotros sólo os podemos decir que Jessica, la novia de Carlos, es de Londres y nunca había probado algo así…y le encantó!!! Os animamos a que seáis de paladar intrépido.

Y ahora, por fin, pasemos al plato estrella de nuestro post de hoy: Cochinillo Asado segoviano. Si te gusta el cochinillo, tienes que venir a Segovia, así de claro. Sólo aquí te sirven un cochinillo siguiendo las viejas tradiciones. El secreto de un buen cochinillo asado, es conseguir que su piel esté crujiente y su interior blandito. En el Asador Maribel le tienen cogido el gustillo al secreto (¿Por qué será?) y hace un cochinillo sencillamente espectacular!!!

Finalmente, para terminar con un dulce sabor de boca, pedimos 3 postres para compartir. Dos helados artesanos, el de Chocolate blanco y violetas y el de Chuches y un Arroz con leche cremoso y helado de frutos rojos. De los helados, el de chuches es una auténtica pasada, por lo que os recomendamos que lo pidáis. El de chocolate blanco no está mal tampoco, aunque nos ha pasado ya varias veces que la textura del chocolate blanco en helado no nos termina de convencer. Respecto del arroz con leche cremoso, también nos encantó y consideramos que hace una dupla maravillosa con el helado de frutos rojos!!

Por último, hablemos del precio en el Asador Maribel. Teniendo en cuenta que, todo lo comido, fue regado con un par de botellas del excelente “Pago de Capellanes”, el precio se nos subió un poco, llegando a los 40 euros por persona. Pero si no bebes vino, el precio medio por persona será de unos 30 euros. Consideramos que, tanto si bebes vino como si no, una visita a Segovia, debe incluir un buen restaurante donde comer un buen cochinillo y el Asador Maribel lo es!

Os animamos a que visitéis Segovia, porque es preciosa pero, sobretodo, no dejéis de visitar un buen asador como es Restaurante Maribel, ya que va dentro de lo que es una visita a Segovia como dios manda.

Como siempre, os dejamos aquí las redes sociales del Asador Maribel:

Esperamos que os haya gusta nuestro post y que, con él, os animéis a realizar este planazo!!

Saludos

C&P

2 Responses to “Asador Maribel y nuestra visita a Segovia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: